¿Qué lobo eres tú?

La forma en que solucionamos los conflictos en el aula, la mayoría de las veces, responde a la inmediatez, improvisación y prisas, sin llegar a atajar los problemas de fondo.
Es habitual que seamos testigos de las dificultades que tienen nuestros alumnos para encontrar soluciones a problemas, conflictos entre iguales… que por edad madurativa deberían o creemos que deberían saber resolver. Pero, ¿si nadie les enseña? Es por esto que hace tiempo decidí facilitar estrategias a mis alumnos para que tengan recursos a la hora de resolver un conflicto, me refiero a conflictos del tipo ” se ha colado, me ha empujado en la fila, se ha copiado, me ha dicho que no va a ser más mi amigo…” Supongo que entendéis a lo que me refiero.

Una de esas estrategias es la que os presento hoy. Deben saber que ante todo, desde que se levantan hasta que se acuestan tienen que tomar decisiones. En cada situación que se les presente, van a tener dos opciones: decidir hacer lo correcto o decidir hacerlo de una manera que alguien salga “dañado, molestado, entristecido”.

Por ejemplo, cuando un niño se cuela en la fila, inmediatamente sus compañeros empiezan a gritarle e incluso empujarle para que vuelva a su sitio. Las formas que utilizan sus compañeros hace que se enfade y empiece a empujar hasta que tiene que llegar un profesor e intervenir.

En este caso analizamos entre todos lo que ha ocurrido y les hago la siguiente pregunta: ¿que ha empezado mal en esta situación?

Primero: Ellos en seguida lo identifican y saben que el compañero tenía dos opciones colarse o quedarse en su sitio, elige la primera perjudicando al resto de compañeros. Este alumno reconoce que no hizo una buena elección.
Segundo: ¿qué ha continuado mal? Los niños responden que ha sido la reacción de los demás y ellos mismos reconocen que la mejor forma habría sido pedirle al compañero que volviera a su sitio explicándole que no era justo que ocupará el lugar que no le correspondía en la fila.
Este es un ejemplo muy básico y que suele darse en los primeros cursos de primaria. Pero que refleja lo que quiero transmitir.

Insistiendo en la capacidad de elección que tenemos desde que nacemos, me gusta contarles una leyenda Cherokee, que algunos seguro ya conocéis. Les encanta escucharla y da pie a trabajar la expresión oral centrada en esta temática. Os la dejo a continuación, espero que os guste:

Una mañana un abuelo le contó a su nieto acerca de una batalla que ocurre en el interior de las personas.
Él dijo: “Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de TODOS nosotros”
“Uno es Malvado: es ira, envidia,celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad,mentiras, falso orgullo, superioridad y ego.
El otro es Bueno: alegría, paz, amor, esperanza, serenidad,humildad, bondad, benevolencia, amistad, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe.”
El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo:
“¿Qué lobo gana?”
El viejo respondió: “Aquel que tú alimentes”.
Leyenda Cherokee.

Anuncios

One thought on “¿Qué lobo eres tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s